Ser el nuevo del trabajo: como adaptarse rápidamente

Ser el nuevo del trabajo: como adaptarse rápidamente

Ser el nuevo del trabajo no es algo muy agradable, pero todos siempre en algún momento son los nuevos y poco a poco se van adaptando, adquiriendo experiencia y conociendo el lugar de trabajo. Es normal que exista nerviosismo, que exista presión de hacer las cosas bien y de demostrar porque la empresa donde comienzas hizo una buena elección, pero no te sientas tan presionado e intenta ir paso a paso.

Por ello, para que puedas adaptarte rápidamente a un nuevo trabajo te brindamos los siguientes consejos:

Procura dar una primera buena impresión

Brindar una buena impresión es muy importante, pues muchas veces esas primeras impresiones son fundamentales para hacer buenas relaciones. La primera impresión va más allá de una buena presencia física, sino que se extiende a una consideración de agrado y desagrado que debes saber dominar para siempre dar buenas primeras impresiones.

Crea buenas relaciones con tus compañeros

En el trabajo debe existir solo relaciones profesionales, pero esto no priva el hecho de crear empatía y buenas relaciones de compañerismo. Un compañero de trabajo se preocupa por sus colegas, los trata con respeto, presta atención a sus consejos y es colaborador. Siendo las consideraciones anteriores, actitudes primordiales que se deben tener y mostrar con los compañeros de trabajo.

Conoce a profundidad la empresa

Es importante que desde tus inicios en la empresa muestres sentido de pertenencia y de querer estar allí, para ello, es importante que conozcas la misión, visión, objetivos y metas empresariales, las cuales deben coincidir con tu voluntad de servicio y con tus actividades, pues desde que comienzas a formar parte de una institución, simplemente debes saber que ser parte de ella representa ayudar a que la misma cumpla sus objetivos.

Siempre actúa con prudencia

Cuando eres nuevo en el trabajo, la prudencia debe ser tu segundo nombre, pues seguramente existirán compañeros que se sienten un poco temerosos por tu presencia o simplemente no le agradas tratar con personal nuevo al que deben enseñar el funcionamiento de la empresa. Pues, ante estos casos, lo mejor es actuar siempre con prudencia y respeto, para que los compañeros de trabajo noten que tus intenciones son de colaborar y de ayudar, más no de desplazar a nadie.

Ante la duda es mejor que preguntes

Hay un adagio popular que dice: “No hay preguntas tontas, sino tontos que no preguntan”. Si eres el nuevo del trabajo es normal que tengas dudas, pero más vale preguntar que hacer las cosas mal.

Aprende de las novatadas

En todos los trabajos siempre hay novatadas, ya sea porque no preguntaste sobre alguna inquietud o por que el trabajador nuevo comete errores a causa de su inexperiencia. Lo importante es saber sobrepasar estas novatadas y aprender de ellas, de esta forma estos hechos no volverán a ocurrir y podrás pasar la página para seguir con el espíritu entusiasta y conservarlo para siempre.

Ser el nuevo, no siempre es malo si lo tomas con alegría y emoción de la gran aventura que representa empezar en un nuevo trabajo.

Imagen cortesía de crónicas de entrada libre (cronicasdeentradalibre.com), todos los derechos reservados.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *