Entradas

5 consejos para aumentar la productividad en el trabajo

Antes de empezar, cabe señalar que el hecho de aumentar la productividad no significa que debas sacrificar tu tiempo de descanso para realizar una mayor número de tareas, ni que tengas que salir tarde del trabajo para que tu jefe se sienta orgulloso de ti. A veces lo único que necesitas es organizar mejor tu tiempo y hacer que cada segundo de tu jornada se lo más productivo posible.

Así que si quieres ser cada vez más eficiente y productivo en el trabajo, te invitamos a echar un vistazo a los consejos que te damos a continuación.

Llega temprano al trabajo

Para esto, puedes levantarte 10 o 15 minutos más temprano de lo habitual, e intentar llegar a la empresa al menos 5 minutos de anticipación. De esta manera, evitarás perder tiempo valioso al llegar y acomodar tus cosas, y empezarás a realizar más rápido cada una de tus labores. Eso sí, cabe mencionar que para llegar a tiempo al trabajo y tener todas las energías puestas para enfrentar todos los desafíos del día, necesitas dormir lo suficiente y alimentarte de forma adecuada. Así que presta mucha atención a estos aspectos.

Haz una lista de tus tareas diarias

Dedica de 10 a 20 diarios a planificar tu jornada laboral, recuerda la realización de esta tarea, te ayudará sacar mayor provecho de tu tiempo y cumplir sin problema con cada una tus labores. Por esto, también es muy importante que llegues unos minutos antes de iniciar tu jornada, pues así no tomarás tiempo de tu trabajo para hacer tu agenda.

Empieza por las labores más complicadas

Como dice la vieja frase, al mal paso darle prisa. Entre más rápido empieces con los proyectos más difíciles más rápido podrás identificar tus obstáculos y tendrás más tiempo para solucionarlos lo más pronto posible. Aparte, al iniciar el día tus niveles de concentración son mucho más altos y tu energía es mucho mayor, por lo que tendrás mayor disposición para hacer correctamente tu trabajo. Así que estas primeras horas son muy valiosas y necesitas sacar el mayor provecho de ellas.

Toma pausas activas

Es importante que programes estas pausas en tu agenda y que evites omitirlas, pues durante este tiempo, puedes aclarar tus ideas, estirarte un poco, tomar un café, ir al baño, tomar aire puro y recuperar las energías para continuar, lo cual es fundamental para que realices una excelente labor. Incluso durante este tiempo puedes resolver alguna duda que tengas ya sea con tus compañeros o con tu jefe, y así evitar errores. Además, no es necesario que emplees demasiado tiempo en estas pausas, con que saques de 2 a 5 minutos es suficiente para que continues con un buen ritmo de trabajo.

Aprende a decir no

Es posible que tu jefe quiera asignarte algunas tareas extra y que te siga exigiendo eficacia y calidad en cada una de estas. En este caso, necesitas analizar muy bien el trabajo que debes realizar y mirar si te queda algún espacio para dedicarte a estas labores, o si por el contrario no tienes tiempo suficiente para llevarlas a cabo. Una vez hayas hecho este ejercicio puedes pasar a mirar la dificultad de los proyectos y determinar si vas a poder cumplir con todo. Si no puedes comprometerte, procura ser completamente sincero con tu jefe y explícale claramente las razones por las cuales no puedes aceptar dichos proyectos, así el sabrá que debe buscar otra persona y no se enojará porque te comprometiste y le fallaste.